Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*
El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse




31.5.17

Género femenino

Resultado de imagen de regazo de mujer
Vicent Van Gogh
Le duelen algunas palabras,
pero tiene los oídos tan fuertes
y el corazón tan prieto de emociones,
que las letras rebotan 
como pelotas de pin pon 
en una mesa de juguete.

Le producen llanto los ojos acuarelados,
pintados con lágrimas de pena, o de encanto,
emociones fugaces que no controla,
pero vacían el rebosar de un sentimiento.
Simplemente sensaciones momentáneas.

Verde cómo el trigo verde
se quedó en el bulevar florido,
con ese brillo de inocente amapola
que adorna los trigales con su color efímero.
Hechicera sin embargo como tal flor,
su genero valioso va haciendo camino,
dando de vez en cuando traspiés 
pero no le importan lo más mínimo.

Después de un tiempo recorriendo veredas,
se siente abeja reina
y se acerca a las flores más dulces
para extraer el mejor néctar.

Sus labios, pura miel
en las pieles de cualquiera.

Sus brazos, regazo
donde se pierden los temores.

Sus ojos, caricia profunda 
donde aletea la noche.
...
Valiente, seductora, sensible, fuerte.
**
*



27.5.17

Son tus palabras


Resultado de imagen de Decoupage
Evocadoras son tus palabras,
recuerdos surgen de sus sonidos,
tiempos que ya pasaron y aparecen
como el resbalar de un sentimiento
que humedece la piel de caricias
cual lluvia de pétalos
en el fragor del pensamiento.

Miel ácida cuando no te escucho,
prado pálido en la visión, 
sol que no luce en el paisaje de su despedida,
amor que queda prendido en la farola
abrochado a la luz de la noche.
Tren que se aleja de la estación
sin saludarme siquiera.

Así, son los días que no me hablas,
y es que cada palabra tuya,
es una flor para mi corazón de invierno
que deja su fragancia al vuelo,
aromatizando los pliegues de mis perfiles.

Desde que me ofreciste tu voz,
me quedé colgada del limonero de tu jardín,
escuchando el cálido verbo que sale de tu boca,
mientras los abriles,
vuelven a mis pensamientos trasnochados.

Como soy consciente de que leer siempre sobre el mismo tema, es cansino,
a los que buenamente me visiten les doy un respiro cerrando comentarios.
Siempre muy agradecida.


21.5.17

¡Ay la vida!

¡Ay la vida! 
que hermoso transitar 
entre penas y alegrías.
Vienes y vas en mis pensamientos
dejando luz y oscuridad 
cuando te alejas de mi camino árido, 
el que procuro regar y sembrar de flores ocultas 
para que no las dañe el hielo de la aurora, 
ni el sol abrasador de tu dominio.

Te quiero así, tal cual, 
aunque me arañe tu olvido.

Lucero en las noches , tú, 
que rompe la oscuridad 
en las sombras de mis aristas.

Eres todo y nada, 
según la locura de mi pensamiento 
cuando te dejo escrito 
entre las líneas de mis palabras fugaces.
Pero sin embargo. 
¡tanto me importas y tanto te quiero...!
que quisiera no hacerlo 
para caminar sin emociones que no llegan a nada, 
y sin embargo enturbian mis tranquilos sueños.

¡Ay la vida! 
que hermoso transitar 
entre rosas y espinas…!

Tú, los pétalos que perfuman mis quimeras 
y yo, la espina que me clavo cuando te pienso
en otros lares a la sombra de un limonero, 
y hablo en tu silencio, 
pero no me escuchas 
porque alguien cantó en tus oídos primero.
Y entonces, 
vuelve el crepúsculo a mi nube particular
donde sueño y escribo lo que quiero,
sin más
porque todo está bien 
en el país de mis sentimientos
ya que tu eres humo, y yo... viento.
💨

15.5.17

Y desde entonces...

Pintura de Vladimir Zhdanov

Dejó que pasara el tiempo
entre el silencio y la calma
de su pensamiento,
y dejó que se diluyeran los recuerdos
que cegaban su corazón.
Recorrió veredas floridas,
y entre sus pies, una flor 
lánguida y débil entre margaritas.
Se vio allí mismo,
y desde entonces su semblante ha cambiado.
Bailan sus días en un ritmo alegre y pausado.
Con mimo, mueve los pies
entre la cosecha de su jardín colorido.
Cálidamente recorre los rincones
que entre la niebla se ocultaron,
y pinta con la mirada… todo
lo que le ofrece el campo de la vida.
Misterio en sus ojos,
estuche de todas las estaciones
donde guarda guiones sin finalizar,
de un clavel amarillo y
un jacinto azulado.
Su boca… de mujer,
perversa y dulce a la vez.
Sus manos, 
pobladas de ecos
acariciando los últimos colores.

10.5.17

Senryus

Bésame el alma
viajero de la noche,
antes del día
..🌄.

Hay muchos pasos
de tu boca a la mía.
Mueren mis besos
..💏.

La piel caliente
bebe el frescor de la noche.
Gotea el cielo
..💧.

Cierro los ojos
en la noche estrellada.
Sueño tu boca
..💋.

Laten los pulsos
de un volcán encendido.
El ardor fluye
..🔥.

Termina el día,
el camino comienza
hacia los sueños
💑

Por un traspiés,
hoy cría margaritas
en campo santo

El senryu es un poema de origen japones idéntico al Haikus, 5-7-5 pero sin alusión a la naturaleza, sino más bien se centra en la existencia humana, incluyendo a menudo, humor negro, y cinismo.
Según he leído, pues yo no tenía ni idea hasta hace muy poquitos años, y tampoco se muy bien si los que yo he dejado aquí, se ajustan exactamente al Senryu. (Creo que sí)

4.5.17

Un traje de sueños

Imagen relacionada
Refugiada en la luz de mi inconsciencia,
recorro los ríos de tu verbo
donde me sumerjo para refrescar  
y nadar las aguas limpias
de tu corazón de invierno.

Cálidas las mañanas me abrigan,
y entre cuatro paredes sueño
líricos encuentros
a la orilla de todas las músicas,
y entre figuras blancas y corcheas
oigo las notas de un bolero.

Loca mente, loco tiempo,
los dos, un traje de ensueños
llenos de fantasías, 
que utilizo para rellenar papel
como si el contacto de su caricia
rozara mi piel.

Tijeras, para cortar ciertas realidades de la vida, 
pero nunca… la fantasía, el espejismo, 
la fascinación, la quimera, la irrealidad,
o cualquier sinónimo, 
que se pueda aplicar a los sueños.

Vuelo con palabras vacías
hacia donde otros no pueden,
porque yo, si tengo alas
para repicar las campanas de la luna,
y sonreír al infinito.