Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse

....




30.10.15

¡Ah, mi hombre desconocido!

¡Ah, mi hombre desconocido!
ya no me sirves, 
ya no me sirves de inspiración,
¡exprimido te he, tanto!
que has quedado cual cáscara de limón.

En ti tenía todos mis pensamientos
aún habiendo un muro entre los dos,
me imaginaba fantasías y cuentos,
pero…
ya no hay jugo ni esencia…
mis sentimientos se han vuelto flojos,
mi boca ya no suspira alientos cálidos por ti,
y no vuelan mariposas alrededor de mis ojos.
Los pliegues de mi blusa no laten,
de tu persona desconocida no tengo antojos.

El lugar donde caminaba la imaginación,
se borró del mapa y quedé libre,
libre de ilusión, pues te siento lejos, 
muy lejos, 
y exprimido,
apagándote como un eco  
en esta razón que no me abandona.

¡Ah, mi hombre desconocido!
volveré a quererte cuando derribes el muro
y tu caminar me busque entre los telares del tiempo,
donde se tejen las pasiones, 
donde se besan los silencios,
y entonces:
sobre ti... seguiré inspirándome,

23.10.15

Desde mi otra ventana

Octubre...
el cielo llora lágrimas silentes
que acarician las copas de los árboles, 
aquí en el monte.
Una música suena al compás de la niebla,
que entre las hojas
desprende su nebulosa tela.

A lo lejos,
una espiral de humo caracolea el cielo gris 
con el suspiro de un suave viento;
una bella visión para la nostalgia 
que quiero eludir.

Silencio, mucho silencio,
interrumpido de vez en cuando
por algún pajarillo alegre 
que su sustento va buscando.
Aquí, muere el ruido,
¡tanto!
que oigo mi propia respiración.
Abro la ventana en este día sin sol
y escucho el murmullo del río enojado,
es fuerte, 
porque sus aguas han aumentado
con el llanto de las nubes espesas e insistentes,
pero el paisaje está de fiesta 
con su paleta de color
que le regala la naturaleza.

Paseo por un camino alfombrado
de hojas amarillas,
y busco rincones donde recrear la vista.
Los hallo en su soledad,
y en la mía...


16.10.15

Y LO SÉ


Quiero robar tus pensamientos
antes que pierda los números,
el reloj que marca el tiempo;
buscar en ellos una luz que me aclare,
si alguno de ello me pertenece
aunque solo sea un instante.
Quiero robarte la boca
para escuchar tu verbo de una forma u otra.
Quiero lograr tu mirada
vuelo inalcanzable,
y lo sé…
en las tardes azuladas,
donde el sol se ha hecho noche y la luna manda.

Te escondes a mis ojos,
das quiebros como buen torero
y desapareces a la luz de mis antojos.

¡Ay corazón!
nunca será lo que no puede ser,
y lo sé…
Tu de noche, yo de día,
somos luna y sol
vida mía
que ocupan el mismo espacio
sin encontrarse los dos.

Cortinas de humo,
visillos de seda,
viento que se aleja silente,
mar que se queja
y tú, entre ellos trasparente.
Alargo los dedos,
te das la vuelta y desapareces.
Sonrío por tu terquedad,
y porque mañana volveré a esperar
y lo sé…
entre la nebulosa de tus pensamientos,
hasta que descargues sobre mi
la tempestad de tus sentimientos.

Será o no será,
pero volverás a mirarme
estés donde estés,
con los ojos del corazón
y lo sé.

7.10.15

Una tarde

Una serena placidez de cristal
acaricia los bordes de las montañas,
que seducidas beben las aguas
mientras el sol agotado del día,
regala calidamente los últimos rayos
en un atardecer, delante de mis ojos.

Estoy en calma, 
soñando con una voz que no me habla.
Cierro los ojos para percibir el beso de la suave brisa  
que comienza a bailar alrededor de mi cuerpo,
pero un insecto me distrae el oído y el pensamiento
y sin rozar mis labios, se retira el viento.
El sol se oculta dejando el cristal gris, y mi piel fría 
sin un cálido aliento
que arrope la escarcha de mis años.

Arrastrando la soledad,  
mi retina fotografía el ocaso
mientras pienso... 

mañana volveré, por si acaso.