Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*
El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse




26.4.12

Todo lo llenas tú



Todo lo llenas tú:
Mi soledad, cuando pienso en ti.
El mar de mis angustias
donde solamente hay olas
que bambolean mis sentidos.
La hoguera de mis sensaciones
donde se quema mi corazón
salpicando de cenizas mis ilusiones.
Todo lo llenas tú:
El viento que azota mi alma
desvanecida y zarandeada.
Las noches sin estrellas,
los días sin sol,
las primavera vividas y olvidadas,
los otoños que vivo sin juventud.
Todo lo llenas tú,
derramando espigas doradas sobre mi campo.

15.4.12

Hablaré de mi amor

Hablaré de mi amor como un sueño dorado,
un sueño platónico,
un sueño que envuelve mi corazón en nubes de seda
que transparentan mi sentimientos.
Hablaré de mi amor como un sueño dorado,
que vuela palomas hacia él, en su cielo pintado.
Sí… hablaré de mi amor:
en mis palabras silenciosas,
en mis ojos entornados,
en mis lágrimas risueñas,
en mis alegrías llorando.
Hablaré de mi amor, acaso revolviendo
bajo las tejas de mi tejado,
viendo como llueve estrellas en mi alero deseado.
Hablaré de mi amor gritando silenciosamente
en sus oído cerrados y,
resonaré tambores con mis palillos bailando.
Hablaré de mi amor como un sueño dorado,
dorado como un río en el atardecer
regando los campos,
como riega su amor mis sueños dorados.

Hablaré de mi amor… mientras siga soñando.

3.4.12

Te voy a robar el corazón


Paseo despacio, lentamente, 
entre pétalos de flores 
para que no oigas mis pasos
y sorprenderte.
Has dejado la puerta abierta
con la persiana a medio subir;
entraré como ladrona experta,
no me puedo resistir.

Te voy a robar el corazón
ahora que dormido duermes, 
sé que no me responde la razón
pero me lo llevaré para siempre.

Has despertado temblando
buscando tus latidos,
sin saber que yo los tengo
en el hueco de mi pecho prendidos.

Te observo y tú no me ves,
pero mi alma se esta quejando
porque no te encuentras bien.

¡Ay mi amor que no puedo!,
sentir que sufres así.
Volveré al borde de tu lecho,
mi pecho unido a tu pecho
para coser los dos latidos
de estos corazones maltrechos.