Letras desprendidas de una pluma muy sencilla donde el amor y desamor son desgranados por sueños y fantasías, hilvanados con alguna realidad.
Son las hojas de mi otoño tardío cuando comencé a lagrimear tinta, en el silencio de mis horas.
*
*El poeta es un modisto que en sus creaciones,
hace tallas grande de sus pensamientos y,
emociones……….. Elda
*
*Hacer versos malos, depara más felicidad que leer los versos mas bellos* Hermann Hesse

....




30.5.11

Tu amistad



Tu amistad son dulces besos
al despertar de mis mañanas.
Es esa aureola alrededor de mi frente
que ilumina mis tristes días
haciendo que mi oscuridad desaparezca
entre el bello aliento de tus palabras.
Tu amistad alegra mi corazón,
lo hace grande y late de cariño sin pausa.
Tu amistad es ese susurro que alimenta mis oídos
cuando me siento sorda,
y provocas decires en mi, que fluyen
llenando de mariposas mi alma.
No… tu amistad no es amor,
pero la sensación en mis sentimiento son
flores que germinan 
en mi corazón árido de esperanza.
Tu amistad es ese cariño que siento,
el que engalana mis sentidos adormecidos
por la nostalgia-
Es como el arroyuelo que se desliza
saltando piedras y canta por la alborada
humedeciendo el terreno por donde pasa.
Mis pensamientos quedan iluminados, 
como los campos de girasoles
que miran donde la luz irradia.
Así es tu amistad para mi:
luz en los días cuando me acompañas.
Si no te veo, sueño que hablas
con tus dulces y animosas palabras.
A tu bella amistad solo puedo decir:
Gracias por ser la ola que besa mis playas.
Gracias por ser el viento que abre al sol mis ventanas.
Gracias y mil veces gracias. 
 
 

29.5.11

Abro el libro de...


Abro el libro de mi vida,
y en sus páginas amarillentas
por el largo caminar…
veo mi pasado escrito,
lleno de alegrías y momentos ricos,
una paleta de colores
en mi existencia,
en una de ellas, el negro…
página de mi vida que quisiera
arrancar.
pero no puedo,
no quiero que se borre de mi sentimiento.
Hoy puedo escribir otra página,
de mi depende cómo será,
llena de color
o simplemente,
reflejo tenue e indiferente.
¡No!, encandilaré mi día…
lo llenaré de bellos colores,
y quedarán escrito de por vida.
¿Y si fuera mi último día?
¿qué haría?
disfrutaría y valoraría en un momento,
las grandes cosas que me brindó la vida.
Daría lo mejor de mi,
mil sonrisas regalaría,
y todo el amor de mi corazón
ahí quedaría escrito,
en la última página del libro…
de mi vida.
 

28.5.11

Flores en mi jardín




Estas son mis tres bellezas,
los amores de mi vida,
son tres rosas perfumadas
que me han dado, amor y compañía;
las tengo en mi jardín privado,
que es un jardín deshidratado,
donde hace poco tiempo,
comenzaron a brotar flores
de todos los colores;
flores que me han llenado
de un suave placer misterioso,
y me han perfumado
con ilusión, esperanza y alegría,
y con todo mi cariño, salgo a regarlas
cada día,
para que nunca se marchiten
ni se vayan de mi vida.
Flores mágicas,
que se han colado en mi corazón,
y me halagan, me elevan, me fascinan,
y me hacen sentir tanta emoción,
que las regaré y cuidaré con fervor
hasta que la dueña de este jardín,
se marchite…

las demás flores, son: los poetas del Monosílabo.

Algo buscaré


Algo buscaré con verdadero afán,
seguir luchando por la vida
sin cesar,
demostrando a mi manera
que es posible
volar.
Volar con el pensamiento
hacia la libertad,
y buscar con mucho tesón
la unidad,
y todos juntos alzar el vuelo
hacia lo más alto,
uniendo nuestras manos,
y seguir volando.

Ábreme la puerta


Soy una paloma que llega a tu ventana,
con el corazón herido
por una pedrada.
¡Ábreme la puerta que mis alas sangran!,
hazme una cura
que me llegue al alma.
Alma donde miro y veo desierta…
¡llénala de flores hasta que amanezca!,
y emprenderé vuelo a ese cielo de estrellas
sin manchas de sangre y plena,
perfumada por unas manos
dulces y expertas,
que me dieron amor y cobijo…
mientras enferma de dolor
buscaba unos brazos,
para mi corazón.

Amor con MAYÚSCULAS



Un triste amanecer
recorre la oscuridad de la noche.
Nubes grises adornan el cielo,
y el horizonte se cubre de color ámbar
tratando de dar paso al nuevo día,
que perezoso despierta en la mañana
arañando luces al sol.
Corazones marchitos por la tristeza
beben destellos brillantes
que en la aurora 
salen a saludar el alba,
y matizan de colores 
rincones escondidos que sangran.



Ya no hay oscuridad en el ambiente,
el sol sale con fuerza
animando con su luz y belleza
la vida que resurge llena de esperanza,
amarrándose a la piel que rezuma savia.
Esa savia que dispara los sentidos, libres,
llenos de amor, y de ganas.
Ganas de vivir la vida
porque ya no hay penas en el alma,
fueron abrasadas por el amor
con MAYÚSCULAS.

Amándonos




Amándonos

Somos dos astros que se aman
sin medida
deseando estar juntos
sin coincidir
en la vida,
pues yo salgo de noche
y
tú sales de día,
nuestro amor es imposible
por el tiempo y su medida.
Con mi luz
riego amores,
con tu calor nacen espigas.
Yo, ilumino las noches
acompañada
de brillantinas,
y
tú, calientas los corazones
que se esconden
por
las esquinas.
Los dos muy luminosos,
los dos muy enamorados…
lloramos nuestras penas
porque no nos encontramos.
Tú, sol…
yo, luna…
amándonos
 
 
 

Buenas intenciones




Tengo ganas de poner
las velas de mi corazón al viento,
navegar hasta perder el aliento
alegrías y mucha voluntad tener.

Atravesar todos los mares,
con la esperanza atrevida
de tener una mejor vida,
elevando mis cantares.

Que cicatricen mis heridas,
nadando en aguas salobres,
y se ahoguen malos sabores
que me persiguen cada día.

Como alma renacida,
y muy buenas intenciones,
comenzar una nueva vida,
brindando mis acciones.

 

27.5.11

La fuente del deseo




La fuente del deseo,
es lo que quisiera yo en mi barrio,
me acercaría todas las noches
a contarle mis calvarios;
mezclados con la cristalina,
evaporados hacia las nubes,
se volverían cálida lluvia
para refrescar la noche
que me cubre.

La fuente del deseo,
es lo que quisiera yo en mi barrio,
para contarle mis amores,
aquellos que tuve incendiarios,
y allí los mojaría
aunque ya estén apagados;
las gotitas de vapor
subirían hacia las nubes,
se volvería cálida lluvia
para refrescar la noche
que me cubre.

¡AY! la fuente del deseo,
dónde la encuentro yo,
para contarle mis anhelos,
esos que tengo en el corazón.
 
 

Cuando comienza la noche





Cuando la tarde languidece
y comienza la noche con sus ojos negros
visitando hogares solitarios
con un solo miembro,
todo se vuelve silencio.
Pero no ese silencio en los oídos,
sino el que daña el corazón
por falta de un amor eterno.
No hablo de amor físico…
hablo del amor que ocupa el alma,
el que acompaña,
el que comparte tus alegrías,
tus penas,
tus dolores,
tus desvaríos.
Ese amor consolador que siendo dos,
es uno…
Ese que encontraste en el caminar de la vida
y salió bien y completo,
el que se prometió hasta que la muerte los separe.
Ese que se fue y cumplió lo prometido,
el que te deja en la oscuridad.
Ese que ya no compartirás con palabras
pues se silenciaron sus labios.
Entonces ahí… es cuando la tarde languidece
y comienza la noche con sus ojos negros.
 

Pestañéame



Luna que con tu mirar escondes
grandes secretos de amor,
susúrrame al oído
y dime que voy hacer yo.

Tejedora eres de sueños,
alentadora todas las noches,
con tu aureola brillante
creas escenarios de amores.

Quiero descubrir en tus ojos
los decires de tu mirada,
en ese cielo estrellado
para que me cures el alma.

Cúbreme con tu belleza,
pestañéame con tus silencios,
anestesia mis pensamientos,
y mi corazón, liberará su tristeza

Cada día pienso en ti



-Cada día pienso en ti,
y mi pensamiento enferma
cuando lánguido recuerda
que tu amor no es para mi.
-Cada día pienso en ti,
y mi silencio te reclama,
mis ojos lloran lágrimas
mojando mis enaguas
desde el día en que te vi.
-Cada día pienso en ti,
y mi viejo reloj se muere
contando los minutos
que pasan uno a uno,
clavándose en mi alma
como espadas afiladas
que me matan sin morir.
-Cada día pienso en ti,
porque mi amor te pertenece,
y muero sin sentir…
el tuyo que no crece
-Cada día pienso en ti,
y se terminan los momentos,
de este amor tan imperfecto
al no poderlo yo vivir.

Corazón aciago




Perdí mi corazón
y se cerraron las sombras
sin poder hallarlo.
Aquel día se bordó en mi vida
un aciago destino
donde todo inerte
a mi alrededor parecía.
Se clavó un rejón en el firmamento,
desprendiendo con su dolor
estrellas de negro verdor
que silenciosas caían.
Con su tenue resplandor
me desvelaron una solución.
Oí claros clarines en la alborada
que presurosa aparecía.
Mi corazón desvanecido
rasgó los negros crespones
que envolvían sus pedazos,
y con agujas de oro
suturaron la herida.
Me asome en el arroyuelo de la vida
y allí encontré:
nenúfares de azules blanquecinos
y pétalos de rosa
perfumando con su alegría.
Un soplo alterno y cálido
va rompiendo el cristal congelado
de mi alma fría,
y aunque busco tu sueño traslucido,
mis sentimientos se serenan…
Tintineos en mis oídos siento
cuando se abren las tristes sombras
y despiden
la melancolía.
 
 
 

25.5.11

Aflorando sentimientos



Aflorando tengo,
una cantidad inmensa
de sentimientos…
ocupando
mis ojos,
mis oídos,
mis labios,
mi corazón
donde los albergo…
¡pero está este músculo
tan pleno!,
que se desborda,
y baja hasta el extremo
de mis dedos;
por donde salen
flores,
requiebros,
amores,
llantos,
y palabras sordas quedan
para lo eterno.
Flotando en los ojos
de otros…
vuelven a los sentimientos,
ocupando…
ojos,
oídos,
labios,
y corazones desbordados,
en un circulo infinito,
girando…
 

Enamorada de...



Algunas veces triste,
pero…
enamorada de la vida…
cada día por la mañana
cuando me asomo a la ventana,
me enamoro de la luz,
del jardín,
de las flores de mis balcones,
de la gente que camina,
del aire que respiro,
del aroma a hierva fresca,
del riachuelo cuando canta
cruzando la pradera.
Me enamoro del mar
cuando lo escucho sereno
hacia la playa,
y besa mis pies con burbujas saladas.
Me enamoro de los pájaros
cuando revolotean con su bella danza,
acercándose al nido
de su esperanza.
Me enamoro de la luna
cuando llena en su esplendor,
ilumina los rostros de la gente
que imagina…
Enamorada estoy, sin duda…
de la vida.
 
 
 

Cuando veo el mar


El mar es grande,
inmenso,
del color del cielo,
lleno de vida y de lamentos.
Bello…
profundo…
conocedor de alegrías
y buenos momentos.
rey plácido,
rey furioso,
y sus aguas, llenas de reflejos
donde se pierden grandes pasiones,
causando dolor
y sufrimientos;
y a pesar de eso…
el mar, es un cuadro perfecto,
lleno de diferentes imágenes
según la luz y el tiempo;
inspiración de pintores
de todos los tiempo.
Cuando veo el mar…
de gozo y placer, me estremezco 

24.5.11

Este corazón



Hoy me falta el sueño,
estoy triste aunque en lo contrario me empeño.
No puedo con mi corazón pesaroso
sangra por dentro no tiene reposo.
Curarlo pretendo todos los días
le lleno de vendas, le doy medicina.
No lo consigo, a mis curas no responde.
¿Qué puedo hacer con mi corazón herido?.
Introducirle bellos recuerdos,
los que ya he vivido…
Parece buen remedio,
¡le tengo dormido!,
le llevo a la cama y que duerma tranquilo.
Siiii… silencio no hagáis ruido,
no lo aguanto despierto,
es un castigo…

Esa soledad


Hoy me siento triste, me siento sola,
esa soledad profunda no física
sino dentro, en el alma.
Esa soledad,
que no se puede compartir
porque no se expresa con palabras.
Esa soledad,
que hace marcas en el corazón
y también en la cara.
Esa soledad,
que la compañía no alcanza
y brota como lluvia haciéndose lágrimas.
Hoy me siento triste,
¿Y mañana?
 

23.5.11

Desaparecer


Préstame tus altos vuelos,

gaviota que vas por el mar,

que quiero yo realizar

el viaje de mis deseos.

Donde haya olas gigantes,

espumosas y brillantes,

que se humedezca mi cuerpo,

y deslizarme por los huecos

de esas rocas colosales.

Olvidarme de mis sueños

envueltos en mis pensamientos,

navegar entre la bruma,

y esconderme de la luna

que me enamora locamente

y con ello me tortura.

Quiero desaparecer

de este silencio abrumante,

y de esa pena constante

que sufre mi corazón.

Gaviota, préstame tus altos vuelos.



Eres ceniza


Eres ceniza que lleva el viento,

vuelas por la ensenada,
pisando los caminos
y llegando a la montaña.
Vas y vienes,
cansado de revolotear
por el aire que te mueve.
Algún día el viento calmará,
debajo de un gran árbol
te posarás,
y cuando vuelva el viento
a soplar…
ya no podrás el vuelo alzar,
estarás mezclado con la tierra,
y a las raíces del gran árbol,
ligado estarás.
Cuando llegue la primavera,
a la sombra de este árbol
vendré a contemplar,
y ver las nuevas hojas
que con tu sabia brotarán.
Y allí mismo, cuando el sol
no pueda soportar…
me cobijaré bajo sus ramas
para refrescarme en tu mirar,
y pensar en tiempo felices
que contigo
no volveré a pasar.



22.5.11

El libro de mi vida



Las páginas de mi vida
se han quedado en blanco,
ya no tengo quien escriba
en mi corazón desolado,
ni quien pinte de colores
los lienzos amontonados,
guardados los pinceles
en un cajón relegados,
empolvadas las ilusiones
se han quedado en el olvido,
se han esfumado,
se han ido,
y el libro se ha cerrado
sin terminar de escribirlo.

CUBIERTA

                                
                                 Cubierta de sentimientos, y sin amor
                                     Cubierta de mares, y sin “holas”
                                        Cubierta de viento, y sin aliento
                                           Cubierta de ropas, y desnuda
                                              Cubierta de amigos, y sola
                                                 Cubierta de luz, y a oscuras
                     Cubierta de colores, y sin pincel

ERES Y SOY

 


Eres luz de mi amanecer
la que entra por la ventana,
y cantas en mis mañanas.
Eres corriente poderosa
que entra por mis venas,
logrando que mi sangre riegue
rincones de mi cuerpo, muertas.
Eres resaca que me lleva mar adentro
envolviéndome en grandes olas
abrazando mis lamentos.

…Soy una brizna en el aire
que se mueve a tus antojos,
meciéndome suavemente
en tus brazos poderosos.
…Soy nieve de las alturas
que se deshace por tus venas,
llegando a tu corazón
y allí, me lavo las penas.
…Soy flor en el campo
que se abre por las mañanas,
cuando me coges el talle
y me susurras artimañas.
Eres y soy el reloj
que marca estas horas muertas,
llorando que tus ojos y los míos
con miradas no se encuentran.


iluminas mi padecer

MI AMOR


El mar es bravo,
como mi amor.

El mar es infinito,
como mi amor.

El mar es sabroso,
como mi amor.

El mar es generoso,
como mi amor.

El mar es profundo,
Como mi amor.

Mi amor es Bravo,
como el mar.

El pozo de tu corazón






Me asomé en el pozo de tu corazón,
el agua rebosaba como río en primavera,
y llena de ilusión bebí del agua fresca
para aliviar mis pesares, así de esa manera.

Surgió bañada mi alegría,
al ver las gotas que fluían
traspasando el alma por mis venas.

Riachuelos de agua fresca
recorren todo mi cuerpo,
refrescando mis pesares,
y también mi pensamiento.

No quiero que se seque
el agua de tu pozo,
para seguir regando mi cuerpo,
con gotas frescas de gozo.

21.5.11

¿Hay algo mejor...?


 

 
Qué bonita sonrisa
aquella que te atreviste,
enseguida me quedé prendada
de tus ojos, y de lo que dijiste.

Como me llamaba… preguntaste,
y te gusto mi nombre,
enseguida me di cuenta
que serías en mi vida,
el único hombre.

Aquello no fue un flechazo,
pero sabía que te querría,
cuando me miraste profundamente
con los ojos picaros que tenías.

Y así fue como pasó,
enseguida nos enamoramos,
y pasamos felices muchos
y a la vez pocos años,
pues te fuiste de mi vida,
y hoy te sigo recordando,
con aquella primera sonrisa
y tus ojos en los míos,
enamorados.

¿Hay algo mejor en el mundo,
que vivir con el ser amado?

SOLA solo

SOLA SOLO
Soy una roca
a las orillas del mar,
acunada por las olas
que me quieres despertar.
Rodeada estoy de nada,
sola solo… nada más que agua,
sola en mi soledad,
solo visitada por gaviotas
que vienen con sus aleteos a descansar.
Oigo voces interiores
que me quieren revelar
los misterios de mi alma,
esos, con los que puedo llorar.
Llorar, no es lo que quiero,
me sobra humedad;
estoy sumergida en el mar de la vida,
y no quiero naufragar.
Mi roca se vuelve esperanza,
cuando una balsa a lo lejos veo,
con remos llenos de flores
que me hacen parpadeos.
Quizás sean visiones…
pues la luna me alcanza,
y me oscurece el horizonte,
donde logré ver esa balsa.

El barco de mi vida


 
 

28-12-2007, AL BARCO DE MI VIDA

Al barco de mi vida
se le averió el motor, y
una noche de diciembre
en un mar de confusiones
varada me dejó.
Todo oleaje a mi alrededor.
Mi corazón se hundía
con el peso del dolor.
Desamparada en el inmenso mar,
nadie acude a socorrer mi mal.
*****
Trepo a mi barco y,
con sogas de colores
bordo remos.
Vislumbro nitidez en la lejanía...
me acerco:
es el reflejo de una ilusión perdida.
De nuevo oscuridad en el horizonte.
*****
El mar se calma…
navego tranquila… sin prisa,
sé que algún día llegaré a la orilla y,
arreglaré el motor averiado
de mi vida.

Él


ÉL…

Él, fue la primavera de mis otoños,
el cálido verano de mis inviernos,
el frescor de los tórridos días veraniegos,
la balsa que recogía mis acuosos tormentos.

Él, fue para los dos,
un mundo girando con sus cielos claros
llenos de luz y color.
las nubes al sol se diluían
cargadas de amor,
y el viento suave soplaba
levantando caricias de nácar
por donde pasaba.
Las noches lloraban ventanas celosas,
esperando la alborada
de besos…
en la almohada de rosas.
El alba asomaba plena de alegría
acariciando dos almas que soñaban
su largo amor en compañía.
 
En un pozo lodoso cayó el sueño…
suspiraban las estrellas de dolor negro,
porque ese amor otoñal de primaveras,
sangró…
tiñendo de rojo la tierra,
donde las flores secaron sus pétalos en cenizas
un día sin sol.

Todo árido sin luz ni color.
En mis sentimientos murieron las rosas
que adornaban mi vida y mi corazón,
dejando languidez en mis noches
desiertas de paseos sin fin.

Eras así y mucho mas



Eras mi vida,
eras mi fuerza,
eras todo aquello que yo no era.


Eras mi cariño,
eras mi amigo,
eras la compañía que yo había elegido.


Eras simpático,
eras sarcástico,
eras el líder en cualquier lado.


Eras limpio y trasparente,
importándote poco lo que pensara la gente.


Eras alegre,
eras fuerte y educado,
eras como tú apellido, Bravo
y un artista, como olvidarlo.


Eras rebelde
y también humano,
siempre ayudándome a pasar
en la vida los malos tragos.


Eras por mi tan necesitado,
que cuando te fuiste,
me quede sin saber que hacer,
sola y triste.

VOLABA Y VOLABA



Volaba mi pensamiento haciendo cavilaciones,
pero de pronto me dí cuenta
que en el cavilar, había muchas complicaciones,
así que enseguida dirigí mis vuelos
a otros lugares de ensueño,
donde me mezcle con la arena
de unas playas orientales
llenas de conchas y también de bellos corales,
arrancados del mar, por unas olas bravías,
que iban a reposar a aquellas playas vacías.
Seguí volando y en las aguas fui a caer,
eran calidas y a ellas me abracé;
nade y nade hasta que estuve cansada
y el vuelo otra vez alcé.
Seguí volando y volando, por lugares tan bellos,
que me dolían los ojos, solo de verlos.
El vuelo se acabó al oír un gran portazo,
y la ensoñación se terminó,
pero yo quería seguir soñando,
porque la vida es un ensueño, un sueño forjado.